Coronavirus COVID-19

El principal objetivo de las presentes medidas es minimizar cualquier exposición al riesgo de contagio del coronavirus COVID-19 durante la ejecución de los trabajos en instalaciones de terceros, los clientes, de las que no siempre se dispone del conocimiento, y mucho menos del control, de las medidas preventivas aplicadas.

1) Medidas Preventivas antes del inicio de la jornada

• AUTOEVALUACIÓN.

Es importante identificar cualquier síntoma de infección por COVID-19 en sus primeras etapas, confinarse y avisar tanto a la empresa como al departamento de salud de cada comunidad a través del teléfono especialmente dedicado.

– ¿Tengo fiebre? Más de 37ºC, independientemente de mi temperatura habitual.

– ¿Tengo alteración en el olfato o el gusto?

– ¿Tengo tos? ¿Me pica la garganta tras haber tosido durante la noche sin notarlo?

– ¿Tengo fatiga, cansancio a unos niveles extremadamente altos?

– ¿Me duele la cabeza? Es preferible permanecer en casa ante alguno de estos signos hasta verificar y evaluar el origen. (un dolor de cabeza intenso puede deberse a una contractura cervical y no sería preciso alarmarnos más. Sentido común).

2) Medidas Preventivas Organizativas

• Se deben evitar las intervenciones en instalaciones consideradas focos de infección dada la gran presencia de enfermos y acompañantes: hospitales, clínicas, residencias, centros socio-sanitarios.

 Se podrán realizar intervenciones en aquellos lugares de las mencionadas instalaciones que no impliquen la circulación por el interior del edificio, casa, chalet, recinto, etc..

• Las reuniones que se convoquen, sea con clientes o con compañeros/responsables de BETTORTEC, deben priorizarse por vía telemática. Se debe extender el uso del correo electrónico, teléfono o videollamadas de forma natural.

• Antes de cualquier visita en las instalaciones de los clientes se debe comprobar el acceso, medidas específicas del cliente y se debe proponer al responsable / contacto de la instalación la realización de la visita en solitario y acordar comentar cualquier incidencia de forma no presencial.

• Se debe planificar la visita para interactuar con el mínimo de personas posible y pasar el mínimo tiempo posible en la instalación.

• Se debe planificar el uso de herramientas / equipos de trabajo con antelación. No se solicitarán herramientas o equipos al cliente para realizar los trabajos. No se deben compartir herramientas ni equipos de trabajo.

3) Medidas preventivas in situ (visita a clientes) y uso de EPI

• La visita se realizará en todo momento portando guantes y mascarilla (además de los otros EPI establecidos según las operaciones o las directrices del cliente).

 Guantes: una vez estacionado el vehículo y fuera de él se deben colocar los guantes. Tras la visita se deben retirar de forma segura. NUNCA se debe entrar en el habitáculo con los guantes usados a lo largo de la visita.

En el caso de reutilizar guantes tras la visita (si su tipología e integridad lo permiten) se deben desinfectar con la solución de hipoclorito sódico preparada o en su defecto con solución hidroalcohólica. Se deben almacenar siempre en el maletero.

 Mascarilla: se dispone de varios tipos de mascaras filtro que hay que conocer y que permiten un uso variable.

Máscara-filtro integral ABEK1P3 con o sin pantalla facial. Esta protege tanto de vapores y humos de producto químico como de partículas / microgotas en las que puede estar el virus COVID-19. Se deben seguir usando en las tareas de limpieza, ejecución, aplicación, operaciones de trasvase o cualquier operación con presencia/manipulación de producto químico volátil como viene siendo habitual en nuestro correcto desempeño del trabajo.

Mascarillas FFP2 y FFP3 con válvula (de venteo). Son las utilizadas hasta la fecha por su mayor comodidad ante la mera presencia de aerosol o partículas (no productos químicos). Actualmente no se recomiendan porqué no filtran el aire saliente del portador, no evitan la posible propagación en caso de infección. Si solo se dispone de estas se deben cubrir con una segunda mascarilla tipo FFP1 o quirúrgica. o Mascarillas FFP2 (su referencia homónima americana K95) y FFP3 sin válvula.

Son las recomendadas para entornos de riesgo y protegen tanto al portador como al entorno. Se deben usar en todas las instalaciones en las que hay presencia de terceros, aun manteniendo la distancia de seguridad de 2m. Su capacidad de retención altera la capacidad respiratoria y se nota en sobreesfuerzos: filtran mucho por lo que circula poco aire por inhalación / exhalación.

Mascarillas quirúrgicas o FFP1. El tamaño del filtro es mayor, permite más paso de aire y por ello no aíslan tanto pero a la vez son mucho más cómodas. Se pueden utilizar solo en aquellos entornos en los que no hay absolutamente nadie en los alrededores. (p.e. obra nueva, zona no transitable o local comercial en el que no hay, ni habrá nadie durante la visita).

• Se mantendrá en todo momento una distancia de 2m con cualquier interlocutor.

• Si por la operación a realizar es imprescindible estar a menos de 2m de otra persona se deberá:

  • Estudiar y evaluar la operación para desempeñarla en el mínimo tiempo posible.
  • Comprobar si se puede incrementar la ventilación en caso de espacio cerrado (ventanas, puertas, extractores, etc.)
  • Equiparse con gafas o pantalla facial.
  • Comprobar que dicha persona lleva los EPI debidamente equipados: mascarilla, guantes, gafas y/o pantalla facial.

4) Medidas preventivas al finalizar la jornada

• Se debe separar y lavar la ropa utilizada a lo largo de la jornada.

• Se debe evitar entrar en el hogar con el calzado usado a lo largo de la jornada.

• Se recomienda un lavado de manos intenso al llegar a casa, antes incluso de cualquier salutación y contacto

• Se recomienda una ducha en la medida de lo posible tras llegar a casa.